puertas_web.jpg
web2022_erd2.jpg

Golden 5

Situaciones de bajo rendimiento, desmotivación, acoso o exclusión se dan a veces en las aulas de las escuelas. ¿Cómo pueden responder los profesores a estos problemas? El año pasado nos dieron a conocer una herramienta para ello: el proyecto Golden 5 (galardonado con el Premio Europeo Comenius de la Comisión Europea de Educación).

El proyecto Golden5, propone a los educadores un completo programa formativo para proporcionarles herramientas y estrategias que les permitan hacer frente a los principales aspectos que alteran el ambiente de la clase.

María José Lera, doctora en Psicología y experta en temas de calidad educativa y violencia en las aulas, coordina desde la universidad de Sevilla la implementación de este programa, en el que participan otros cuatro países europeos. Según Lera, la base principal del proyecto es impulsar las capacidades positivas de los alumnos, "conseguir que todos se consideren 'Golden', es decir, con suficientes habilidades para destacar dentro del grupo".

Los docentes deben trabajar en cinco áreas fundamentales:

  1. Gestión del aula
  2. Relaciones
  3. Clima social
  4. Aprendizaje ajustado
  5. Cooperación entre familia y escuela

Para conseguir los mejores resultados, la familia y la escuela tienen que colaborar. La familia también debe participar del programa Golden: basarse en las respuestas positivas, no destacar lo negativo, ni las quejas, sino el camino que hay que recorrer. Muchas familias tienen unas expectativas muy negativas, en especial, cuando se trata de jóvenes con fracaso escolar. Corresponde a la escuela mostrar otras perspectivas, detectar qué queda por hacer y animar a los padres a ver a sus hijos de manera positiva. Esta actitud favorece el acercamiento de las familias a la escuela.

http://www.golden5.org

 

En el curso 2012-13, los/las alumnos/as de la ESO y Bachiller rellenaron un formulario para hacer el diagnóstico del aula (8 factores diferentes). Tras analizar los datos, pudimos conocer cuál era la situación de esos 8 factores (seguridad en sí mismo, libertad de expresión, protección socio-emocional, normas del aula, ambiente de trabajo, cohesión grupal, participación activa, personalidad positiva).

Durante el curso 2013-14 tanto el alumnado como el profesorado cumplimentaron otro cuestionario diferente cuyo objetivo, por un lado, era que los/las alumnos/as hicieran una valoración del trabajo docente y, por otro, la autoevaluación de los/las profesores/as, porque creíamos que era la forma de conseguir mejoras significativas al hacer frente a los diferentes valores que hay entre las dos realidades.

El profesorado se mostró dispuesto a colaborar y querían conocer las valoraciones del alumnado. Tanto la dirección como Maria José Lera valoraron muy positivamente la predisposición del cuerpo docente para realizar el diagnóstico a sabiendas de que las valoraciones de jóvenes adolescentes a lo mejor no eran muy positivas. El estar dispuestos a conocer la opinión de los/las alumnos/as sobre nuestra práctica educativa y sobre las relaciones que se dan en la comunidad escolar fue otro pequeño logro.

Durante el curso 2014-15 Maria José Lera vino personalmente a San Benito Ikastola para tratar y llevar a la práctica temas como la importancia estratégica de la educación, la función que los educadores/as tenemos ante este reto (es decir, la implicación en la educación del profesorado, de las familias y de la sociedad) y las aportaciones que un proyecto como “Golden 5” puede hacer en esta labor.

Nuestro objetivo es fomentar el optimismo, las relaciones positivas y un ambiente adecuado de trabajo, mejorando el rendimiento académico y profundizando en la relación con las familias. Para ello, todos los trabajadores del centro (profesorado, personal no docente y cuidadores del comedor) recibimos formación, lo fuimos implementando en la práctica y tuvimos el seguimiento de la propia formadora.

Curso 2015-16

La formación que se va a recibir por segundo año consecutivo tiene diferentes objetivos: adiestrar a todos los trabajadores de la Ikastola -todos aquellos que tienen relación con el alumnado- para que todos los alumnos/as logren un rendimiento académico y un desarrollo social adecuado y valioso. Además de los trabajadores/as queremos también trabajar en equipo con las familias para que se cumplan estos objetivos: en la ikastola y en casa.

Este proyecto formativo pretende ofrecer a los trabajadores/as herramientas y estrategias para responder adecuadamente a la motivación del alumnado para aprender y crear un ambiente adecuado para ello. De esta manera, pretendemos conseguir el aumento de la atención, las competencias correspondientes a cada disciplina y los resultados académicos.